Mostrando 1–24 de 122 resultados

De escándalo en escándalo

Vanessa Freije
historia
$340
Este libro examina las causas y consecuencias de algunos de los escándalos políticos más emblemáticos del México de finales del siglo XX. Con fuentes históricas inéditas analiza la influencia que tuvieron los reportajes periodísticos tanto en los imaginarios populares como en los debates internos del gobierno. Para la década de los ochenta, los escándalos políticos de lo más diverso —desde los rumores de esterilización forzada en Ciudad Nezahualcóyotl hasta la censura gubernamental de Los hijos de Sánchez— eran una parte cotidiana de la dieta mediática nacional. Al tratar los casos de malversación, tortura, violencia policial y fraude electoral, entre otros temas, las investigaciones y denuncias terminaron constituyendo un mecanismo importante, aunque impredecible, para la representación política, a la vez que ofrecieron oportunidades colectivas para expresar el descontento popular y forzar en muchas ocasiones a los funcionarios federales a rendir cuentas y a enfrentar ese descontento. La autora expone cómo la circulación de escándalos ventilados por el periodismo tuvo efectos transformadores sobre la cultura política y ciudadana, sobre todo en las grandes ciudades mexicanas. Así, la publicidad de los actos indebidos minó los esfuerzos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por controlar el discurso público e incluso empujó a muchos altos dirigentes a lidiar con las escisiones internas a contrapelo de las representaciones monolíticas de esa institución política. Al poner el foco en los escándalos de corrupción con mayor repercusión, este libro revela las tensiones entre la libertad de expresión y la (auto)censura ante el temor por la seguridad personal o familiar, pero sobre todo ofrece una radiografía precisa de la esfera pública mexicana y del complejo juego entre la transparencia y el secretismo que la define.

Ecos de Historia, ¿para qué?

Alfredo Ávila
historia
$240
Ecos de Historia, ¿para qué? es un homenaje al ya clásico Historia, ¿para qué?, publicado por Siglo XXI en 1980, que marcó un hito en los libros sobre historia dado que las nuevas generaciones de historiadores y especialistas criticaban la historiografía tradicional. Cuatro décadas después, este libro aparece como un emocionante desafío en el que los y las autoras actualizan y enriquecen la discusión desde perspectivas plurales, intergeneracionales y contemporáneas. Destaca la diversidad de los temas de reflexión: historia feminista, de género y de mujeres; las tradiciones indígenas en la historiografía novohispana; nuevas consideraciones para la enseñanza de una historia más incluyente; el ejercicio de autoconciencia que solo la historia profesional puede tener sobre su propia producción, entre otros. Todos estos asuntos, iluminados por el conocimiento y la agudeza reflexiva de las plumas convocadas, convierten a Ecos de Historia, ¿para qué? en un estímulo extraordinario para quienes se dedican al oficio de historiar, así como para todo lector interesado en estos temas.

Historia, ¿para qué?

Blanco, José Joaquín
historia
$240
Publicado originalmente en 1980, Historia, ¿para qué? se ha convertido en un clásico sobre el quehacer de la historia pensado desde México con alcance universal. Los acercamientos que ofrecieron no s—lo historiadores, sino también filósofos, politólogos e intelectuales de diversa índole y variados registros enriquecieron con su mirada aguda la comprensión del lector acerca de los fundamentos de esta disciplina y plantearon la necesidad de repensar críticamente el discurso historiográfico hasta entonces poco cuestionado. Con un tono que combina desafío y goce intelectuales, los autores horadan el monolito de la historia oficial a partir del análisis de la relación entre discurso y poder político y académico. Por ejemplo, destacan los planteamientos de Guillermo Bonfil Batalla sobre la inexistencia de las historias de los pueblos indios de México, hasta entonces borradas por la historia oficial; la invitación de Carlos Monsiváis para, desde la historia, fortalecer y ampliar la conciencia colectiva y as’ resistir a fenómenos como la corrupción; el recordatorio de José Joaquín Blanco que defiende que en el acto de historiar hay algo de material rebelde; y la reflexión de Héctor Aguilar Camín que nos confirma que “sabiduría histórica se impone a las colectividades como saber útil y necesario en épocas de sacudimiento y malos agüeros, de incertidumbre o cambios de destino”. Las propuestas de todos los textos aquí presentados no han perdido vigencia y son un referente para nuevas generaciones de historiadores.

Elogio de la impureza

Mauricio Tenorio Trillo
historia
$240
¿Por qué un hecho histórico tan innegable como la integración —el mestizaje, la mescolanza entre todo tipo de pueblos e ideas— ha dado lugar a historias tan distintas entre Canadá, México y Estados Unidos? Mauricio Tenorio trata de explicar el devenir de esta diferencia entre lo que se ha conocido como “mestizaje” en la historia mexicana y en la estadounidense como miscegenation —¿por qué el mito de la mezcla? ¿por qué el tabú de la mezcla? —. Por otro lado, el libro propone una redefinición del mestizaje a escala norteamericana para enfrentar los violentos riesgos originados por la desigualdad, los populismos y la catástrofe ecológica. La desigualdad y la mentira de la raza han estado íntimamente unidas en Norteamérica. La lucha antirracista en Estados Unidos ha sostenido por décadas su apuesta por reivindicar identidades raciales y despreciar o negar el mestizaje. En México, después de hacer del mestizaje una idea de Estado, cada vez más se asume que el antirracismo debe ser como el de Estados Unidos. Este libro propone “mexicanizar” la historia de Estados Unidos y Canadá —porque no queda más que aceptar el mestizaje y utilizarlo para buscar mejores escenarios sociales— y “desgringar” los debates mexicanos alrededor de raza y desigualdad — que de manera creciente denuncian el mestizaje con nuevas categorías como “afromexicanos”, “White Mexicans”, “afromestizos”, “mestizos reindigenizados”—. Este ensayo es una ventana actualizada a la complejidad de las paradojas y mitos que giran en torno a los temas que aborda, expresada con el desenfado y el ingenio característicos del autor.

¿Quién es el padre?

Nara Milanich
historia
$350
Una camioneta con la leyenda ¿Quién es tu padre? recorre hoy las calles de Nueva York ofreciendo el test de ADN a transeúntes con dudas sobre su identidad o la de sus hijos. Durante milenios, esa pregunta fue un enigma de resolución imposible y los misterios de la identidad del padre biológico aportaban la materia prima del melodrama. Sin embargo, algo empezó a cambiar en la década de 1920, con los primeros métodos para evaluar la filiación. Con el descubrimiento de la huella genética en los años ochenta, fue posible conocer al padre con un 99,9% de certeza. Pero ¿hasta qué punto la paternidad puede reducirse a una relación biológica en la que la ciencia tiene la última palabra? A partir de casos resonantes en los estrados judiciales y en la prensa a lo largo del siglo XX, en los que se buscaba dirimir parentescos, exponer relaciones adúlteras, localizar padres perdidos, revelar la condición birracial de un bebé o configurar leyes de herencia o de inmigración, Nara Milanich reconstruye la historia de la paternidad moderna, en una escala transatlántica fascinante que la lleva de los Estados Unidos a Italia, de Alemania a Brasil y la Argentina. Así, va mostrando cómo, en función de necesidades familiares, patrimoniales o estatales, aparecen nuevos métodos para determinar la paternidad análisis de grupos sanguíneos, examen minucioso de los bucles de las huellas dactilares, de los pliegues de la oreja o la conformación de los dientes, de la textura del cabello o el color de la piel, y cómo al mismo tiempo persisten tradiciones y creencias más antiguas, que entran en disputa y contradicción con el saber de los expertos. ¿Quién es el padre, finalmente? ¿El que dictamina la ciencia? ¿O el hombre casado con la madre? ¿O quien asume la responsabilidad por la crianza y el cuidado? ¿Y quién tiene el poder de decidirlo: los individuos, las comunidades, el Estado o las empresas con fines de lucro? En diálogo con nuevas perspectivas sobre la familia y el género, este libro revela la existencia de múltiples paternidades (biológica, afectiva, social, legal) en conflicto entre sí, y arroja luz para pensar los dilemas de las tecnologías de reproducción asistida y de prácticas como la adopción transnacional. Pero sobre todo apuesta a arrebatarle la exclusividad a la biología para restituirle historia y complejidad a la pregunta por el padre: ya no importa solo quién es, sino quién queremos que sea y qué es, en el fondo, la paternidad.

Cómo sobreviven los marginados

Larissa Adler Lomnitz
historia
$325
Un poco más de dos décadas han pasado desde los primeros estudios latinoamericanos sobre la marginalidad, cuando se hizo notorio el crecimiento de las barriadas en torno a las grandes ciudades como Lima, México, Buenos Aires y Río de Janeiro. Pero las barriadas siguen expandiéndose en torno a los espacios urbanos y la segunda generación de pobladores tampoco ha logrado acceso al proletariado industrial. Este libro se basa en el estudio antropológico de una barriada de la ciudad de México, enfocado primordialmente en los mecanismos de supervivencia, más que de subsistencia, de los marginados, pues debido a lo inestable y precario de su situación laboral, el aspecto de la seguridad económica reviste una importancia desusada para el marginado: es un asunto de vida o muerte. La doctora Larissa Adler de Lomnitz, chilena residente en México, es investigadora titular del Centro de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La estructura económica de la Nueva España (1519-1810)

A. René Barbosa-Ramírez
historia
$190
EI estudio de Barbosa es un pormenorizado análisis económico de ese lapso de la historia mexicana denominado periodo colonial, que se extiende desde 1519, fecha de llegada de los españoles, hasta 1810 en que da comienzo la guerra de independencia. El interés decisivo de este estudio radica, según el autor, en que numerosas estructuras observables aun en nuestros dias han sido establecidas o al menos profundamente condicionadas por las particularidades que revistió la dominación española. Pero su caracterización es múltiple y compleja; la acotación de sus lindes no es, de ninguna manera, simple, y el autor pretende eliminar de ella todo esquematismo imprimiendo a su investigación la rigurosa conciencia de sus limites sobre un sujeto científico que es, de suyo, ilimitado, ya que se trata in strictu sensu de la totalidad humana misma. Su análisis, por lo tanto, aunque fundado en el cuadro conceptual del materialismo histórico, evitará incurrir en los peligros que entraña la aplicación de tal posición metodológica: por una parte la ortodoxia y por otra los excesos de una aplicación mecánica de tales conceptos. A pesar de Ia complejidad de los fenómenos implicados en su campo de investigación, en el que ocupa un lugar prominente el problema de los diversos grupos étnicos en Nueva España, Barbosa ha encontrado un método analítico eficaz que le permitirá plantear, según su propia expresión, un enfoque diferente: conocer la "particularización" de una estuctura en el curso mismo de su evolución. El autor obtuvo su título de doctor en economía en la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de Grenoble, Francia, y en la actualidad desempeña el cargo de asesor económico del Centro de Investigaciones Agrarias.

Diccionario biográfico de los diputados constituyentes de 1917

Patricia Galeana
historia
$140
El Diccionario biográfico de los diputados constituyentes de 1917 contiene las semblanzas biográficas de los 219 diputados acreditados en el Congreso que nos dio la constitución que nos rige. En ellas, el lector encontrará su formación, su actividad revolucionaria, el número de asistencias a las sesiones y su participación en los debates. En la colectividad de ciudadanos constituyentes podemos identificar las individualidades que los reunieron tras varios años de lucha armada para plasmar en la Constitución los postulados que garantizaran mejores condiciones de vida para el pueblo mexicano. Con la publicación de este diccionario buscamos contribuir al conocimiento y reconocimiento de esta generación de patriotas en el Centenario de su obra.

Historia religiosa de Rusia y sus imperios

Jean Meyer
historia
$440
Hay tres, cuatro, tal vez más Rusias. Se han extendido a lo largo de los siglos por buena parte de Europa y Asia, con fronteras movedizas, uniendo o separando pueblos que comparten alguna raíz o que provienen de almácigos étnicos separados. En ese anchísimo escenario ha habido un protagonista esencial: la religión, o mejor — como era de esperarse— las religiones. Jean Meyer presenta en estas páginas un veloz recorrido por los más de mil años de las Iglesias presentes en “todas las Rusias”, desde la que encontró su germen en Kiev hasta la que convivió con el régimen soviético, desde la que heredó los fulgores de Constantinopla hasta la que se vio forzada a vivir en la clandestinidad. Bautizado al nacer en la Iglesia católica, apostólica y romana, ungido durante su juventud en la ortodoxa, el autor realiza de forma personalísima una estupenda síntesis de la inmensa bibliografía que ha abordado esta aventura humana. Convencido de que “las religiones son como moldes en los que los siglos han metido a las generaciones sucesivas”, Meyer realiza una lenta radiografía de la espiritualidad rusa, del siglo X a la caída de la Unión Soviética, una espiritualidad excepcional que en distintos momentos le permitió a la gente superar el yugo del autoritarismo. Este recuento de alianzas y rivalidades eclesiásticas, de sucesivas maniobras estatales —ya el zar, ya los sóviets— por valerse de este credo o limitar aquella liturgia, permite entender las transformaciones de la nación rusa, compleja y aún en nuestros días protagonista de los acontecimientos mundiales. Entre sínodos y monasterios, entre iconos y patriarcados, entre matanzas y renacimientos, esta historia religiosa de Rusia y sus imperios es una amalgama única de las fuerzas más íntimas de la humanidad.

Efemérides queretanas de la época del carrancismo

Valentín F. Frías
historia
$85
La ciudad de Querétaro es un referente indispensable en la historia de México. Ahí se gestó el movimiento insurgente que culminaría con la Independencia de nuestra nación. En Querétaro se definió el Estado mexicano, al resolver la dicotomía entre el sistema monárquico y el republicano. Por todo ello, Venustiano Carranza la nombró capital de la República para ser la sede del Congreso Constituyente que nos legó la Carta Magna que hoy nos rige. A Valentín F. Frías debemos la historia de Querétaro, desde la época prehispánica hasta 1926, fecha en que falleció. En el Centenario de la Constitución de 1917, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (inehrm), gracias a la colaboración del Centro de Estudios de Historia de México Carso y en coedición con Siglo XXI Editores, ofrece el presente texto hasta ahora inédito, Efemérides queretanas de la época del carrancismo, de Valentín F. Frías, a investigadores y al público en general interesado en la vida cotidiana de la cuna de la Constitución que cumple un siglo en vigor.

Secularización del Estado y la sociedad

Patricia Galeana
historia
$310
En 1857, los liberales mexicanos lograron hacer la primera Constitución que superó la intolerancia religiosa, pero la Iglesia condenó a la Constitución, excomulgó a quien la jurara y patrocinó el levantamiento armado. Esto llevó al gobierno constitucional a pasar de la secularización de los bienes del clero a su nacionalización. Se desencadenó la guerra civil de tres años y en la parte más cruenta de la misma, el 7 de julio de 1859, desde Veracruz, el gobierno constitucional decretó la legislación que consumó la Reforma liberal. Se nacionalizaron los bienes del clero y suprimieron las corporaciones eclesiásticas de acuerdo con el principio de que la libertad es irrenunciable. La culminación del proceso de secularización del Estado y de la sociedad se dio al dictarse la libertad de creencias, en diciembre de 1860. Se hizo explícito este derecho esencial que había quedado implícito en la Constitución del 57. Suprimiéndose las supervivencias del viejo régimen, el Estado mexicano dejó de ser confesional y se estableció un Estado laico, con la separación de los asuntos políticos de los religiosos; desapareció el Estado estamental y surgió una sociedad civil. El mayor legado de la generación más brillante que ha tenido México en su historia fue la reforma liberal con la creación del Estado laico. Legado que hay que preservar porque sin laicidad no hay democracia ni paz social posible. Es por ello que en el sesquicentenario de las Leyes de Reforma se ha planteado reformar la Constitución para subrayar que México es un Estado laico, y para modificar el concepto decimonónico de libertad de cultos por el concepto del siglo XXI de libertad de convicciones éticas y filosóficas.

Las revoluciones del siglo XX

Patricia Galeana
historia
$355
A cien años del inicio de la Revolución Mexicana, la distancia de aquellos hechos nos permite medir su impacto y hacer la historia comparada de los procesos revolucionarios del siglo pasado. Podemos ver sus convergencias, sus divergencias e interrelaciones, como las que se dieron entre el populismo ruso y el magonismo, con sus reivindicaciones democráticas y sociales, en el lema Tierra y Libertad, y su antiimperialismo, común también con la Revolución burguesa en China. Las ideologías democráticas, anarquistas y socialistas,así como la marxista leninista y su influencia en las revoluciones del siglo XX, son los temas que aborda el presente libro. Se analizan las revoluciones mexicana, rusa, china, vietnamita, cubana y nicaragüense. La metodología comparativa nos permite ubicar en su dimensión real los procesos históricos en el contexto internacional y aquilatar sus logros, así como las demandas que quedaron inconclusas; de ahí el interés de las obras que forman Las revoluciones del siglo XX. La historia de los pueblos no es lineal: cada generación enfrenta nuevos y viejos problemas con nuevas y viejas estrategias de solución, en un proceso interminable de rupturas y continuidades concatenadas entre sí.

La Cristiada (Obra completa. 3 volúmenes)

Jean Meyer
historia
$980
La Cristiada, vol. I. La Guerra de los cristeros La guerra que entre 1926 y 1929 —y en menor escala entre 1934 y 1938—enfrentó a miles de campesinos con un gobierno que se asumía como producto de la triunfante Revolución Mexicana estuvo durante largas décadas bajo el manto del tabú. La composición social de quienes la pelearon, el ánimo jacobino — apenas reprimido— de algunos generales revolucionarios, la hostilidad entre el nuevo Estado mexicano y el Vaticano hicieron que ese largo y cruento episodio de nuestra historia se estudiara poco, casi a hurtadillas, hasta que a comienzos de los años setenta se publicó La Cristiada, libro señero por su método, su profundidad y su empatía con los vencidos. Durante siete años, Jean Meyer hurgó en archivos, realizó encuestas y registró conversaciones con muchos sobrevivientes de este choque fratricida: fruto de esa dedicación es el libro que hoy, cuarenta años después de su primera edición, publica Siglo XXI Editores. En esta historia política y diplomática México, Washington y Roma ocupan el primer plano, con la Iglesia mexicana enfrentada al Estado nacional y al Vaticano, en un conflicto en que el petróleo no anda lejos del agua bendita y en el que resuenan la reforma agraria y las ideas de vanguardia del gobierno. La obra de Meyer está tejida de narración y análisis, de historia militar, económica y sociológica, y es a la vez un ambicioso intento de interpretación, un discurso sobre otros discursos: el de Calles —que no es el de Obregón—, el de la Santa Sede — que no es el de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa ni el del arzobispo de México—, el de los estadounidenses. Este primer volumen aborda la guerra de los cristeros a partir de la palabra de los propios actores: los católicos de pie, la jerarquía eclesiástica, los combatientes de uno y otro bando, los generales —tanto el mítico Enrique Gorostieta como Obregón y Calles—, presentes en este relato vivo y doloroso de la confrontación. El autor tiene cuidado en mostrar que los cristeros no fueron gente de la Iglesia, ni católicos haciendo política, ni lacayos de los obispos, ni instrumentos de la Liga. Tiene razón Jean Meyer: “a la Cristiada se la puede leer como la Ilíada”. Quien se asome a estas páginas “no dejará de probar una emoción profunda al leer cada uno de los episodios de esa epopeya que pertenece al patrimonio de la humanidad”. La Cristiada, vol. II. El conflicto entre la iglesia y el Estado La guerra que entre 1926 y 1929 —y en menor escala entre 1934 y 1938—enfrentó a miles de campesinos con un gobierno que se asumía como producto de la triunfante Revolución Mexicana estuvo durante largas décadas bajo el manto del tabú. La composición social de quienes la pelearon, el ánimo jacobino — apenas reprimido— de algunos generales revolucionarios, la hostilidad entre el nuevo Estado mexicano y el Vaticano hicieron que ese largo y cruento episodio de nuestra historia se estudiara poco, casi a hurtadillas, hasta que a comienzos de los años setenta se publicó La Cristiada, libro señero por su método, su profundidad y su empatía con los vencidos. Durante siete años, Jean Meyer hurgó en archivos, realizó encuestas y registró conversaciones con muchos sobrevivientes de este choque fratricida: fruto de esa dedicación es el libro que hoy, cuarenta años después de su primera edición, publica Siglo XXI Editores. En esta historia política y diplomática México, Washington y Roma ocupan el primer plano, con la Iglesia mexicana enfrentada al Estado nacional y al Vaticano, en un conflicto en que el petróleo no anda lejos del agua bendita y en el que resuenan la reforma agraria y las ideas de vanguardia del gobierno. La obra de Meyer está tejida de narración y análisis, de historia militar, económica y sociológica, y es a la vez un ambicioso intento de interpretación, un discurso sobre otros discursos: el de Calles —que no es el de Obregón—, el de la Santa Sede —que no es el de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa ni el del arzobispo de México—, el de los estadounidenses. Este primer volumen aborda la guerra de los cristeros a partir de la palabra de los propios actores: los católicos de pie, la jerarquía eclesiástica, los combatientes de uno y otro bando, los generales —tanto el mítico Enrique Gorostieta como Obregón y Calles—, presentes en este relato vivo y doloroso de la confrontación. El autor tiene cuidado en mostrar que los cristeros no fueron gente de la Iglesia, ni católicos haciendo política, ni lacayos de los obispos, ni instrumentos de la Liga. Tiene razón Jean Meyer: “a la Cristiada se la puede leer como la Ilíada”. Quien se asome a estas páginas “no dejará de probar una emoción profunda al leer cada uno de los episodios de esa epopeya que pertenece al patrimonio de la humanidad”. La Cristiada, vol. III. Los Cristeros La guerra que entre 1926 y 1929 —y en menor escala entre 1934 y 1938—enfrentó a miles de campesinos con un gobierno que se asumía como producto de la triunfante Revolución Mexicana estuvo durante largas décadas bajo el manto del tabú. La composición social de quienes la pelearon, el ánimo jacobino —apenas reprimido— de algunos generales revolucionarios, la hostilidad entre el nuevo Estado mexicano y el Vaticano hicieron que ese largo y cruento episodio de nuestra historia se estudiara poco, casi a hurtadillas, hasta que a comienzos de los años setenta se publicó La Cristiada, libro señero por su método, su profundidad y su empatía con los vencidos. Durante siete años, Jean Meyer hurgó en archivos, realizó encuestas y registró conversaciones con muchos sobrevivientes de este choque fratricida: fruto de esa dedicación es el libro que hoy, cuarenta años después de su primera edición, publica Siglo XXI Editores. En esta historia política y diplomática México, Washington y Roma ocupan el primer plano, con la Iglesia mexicana enfrentada al Estado nacional y al Vaticano, en un conflicto en que el petróleo no anda lejos del agua bendita y en el que resuenan la reforma agraria y las ideas de vanguardia del gobierno. La obra de Meyer está tejida de narración y análisis, de historia militar, económica y sociológica, y es a la vez un ambicioso intento de interpretación, un discurso sobre otros discursos: el de Calles —que no es el de Obregón—, el de la Santa Sede — que no es el de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa ni el del arzobispo de México—, el de los estadounidenses. Este tercer volumen retrata a los cristeros: sus características demográficas y regionales, su relación con el agrarismo, sus bases civiles, las formas que eligieron para gobernarse, los aspectos prácticos de este ejército en guerra, la peculiar religiosidad de quienes estuvieron dispuestos al martirio. Incluye además Pro domo mea, un largo ensayo que el autor escribió tres décadas después de publicar este libro clásico, en el que hace un balance y una autocrítica, complemento esencial para sopesar su importancia. Tiene razón Jean Meyer: “a la Cristiada se la puede leer como la Ilíada”. Quien se asome a estas páginas “no dejará de probar una emoción profunda al leer cada uno de los episodios de esa epopeya”.

Una historia natural de la curiosidad

Alberto Manguel
historia
$790
Tengo curiosidad sobre la curiosidad es la afirmación que abre este libro. Una de las primeras frases que aprendemos de niños es ¿por qué?. La decimos una y otra vez, para saber algo del mundo en que vivimos, para entender cómo funcionan las cosas o para compartir con otros nuestra perplejidad. Y aunque muy pronto descubrimos que la curiosidad pocas veces encuentra respuestas reveladoras y definitivas, seguimos preguntando, porque el deseo de saber y de dialogar con otros es más fuerte. Y porque nos damos cuenta de que si las afirmaciones tajantes tienden a aislar, a dejarnos solos con lo que creemos saber, las preguntas unen. En Una historia natural de la curiosidad, Alberto Manguel plantea interrogantes muy diversos y apoyándose en su rica experiencia de lecturas y viajes, pero también de afectos y trabajos despliega respuestas cautivantes. Cada capítulo abre con una pregunta (¿Qué es la curiosidad?, ¿Qué es el lenguaje?, ¿Quién soy?, ¿Dónde está nuestro lugar?, ¿Qué hay después?, ¿Qué podemos poseer?, entre otras) y sigue con una respuesta que, lejos de ser enciclopédica y convencional, narra en estricta clave autobiográfica el vínculo con el tema planteado. Así, para elucidar qué es el impulso de poseer, Manguel empieza contando cuál es su relación con el dinero y los objetos; para responder dónde está nuestro lugar en el mundo, reflexiona sobre su propia vida, hecha de mudanzas constantes, y para explicar qué es el lenguaje relata una situación personal extrema, la imposibilidad desesperante de poner en palabras el pensamiento en medio de un accidente cerebrovascular. Desde luego, este enfoque autobiográfico es el punto de partida, sólido y genuino, de un desarrollo que se nutre de la historia, la literatura, el arte o lo cotidiano. Esta obra, tal vez la más personal del autor del ya clásico Una historia de la lectura, constituye una guía y un recordatorio de las preguntas fundamentales y del ejercicio de pensar sin moldes a partir de ellas, asumiendo el riesgo y la marca de la propia historia.

Una historia de la lectura

Alberto Manguel
historia
$485
Una historia de la lectura recorre seis mil años de palabra escrita, desde las tablillas de arcilla del cuarto milenio a. C. hasta los libros impresos y los formatos digitales. En esta guía exquisita, Manguel retrata a lectores de todos los tipos y todos los tiempos (como Aristóteles o Borges, Virgilio o Dickens), sus hábitos y gustos, y nos conduce por las librerías del mundo, las cualidades de cada edición, las bibliotecas célebres y las desconocidas. Así, Manguel demuestra que el deseo de leer puede ser felizmente analizado. Sin duda, una obra clásica y fascinante para curiosos y amantes de los libros. Una historia de la lectura fue traducida a muchas y diversas lenguas: inglés, árabe, alemán, portugués, chino, coreano, danés, francés, griego, hebreo, italiano, checo, ruso, croata, esloveno, japonés, turco, neerlandés y noruego.Alberto Manguel ha cartografiado un espacio personal que podríamos llamar el eros de la lectura. Allí celebra la multiplicidad del deseo tempestuoso, oculto, intermitente, exangu?e que nos liga a un texto literario. Allí hace honor a la dualidad de la palabra francesa jouissance, que significa tanto goce sexual como disfrute. Tomando prestada la imagen de San Juan, Al leer o al hacer el amor, deberíamos ser capaces de perdernos en el otro y de salir transformados de ese acto: de lector en escritor en lector, de amante en amado en amante. La analogía sexual es crucial. La cita de Manguel con el texto amado es íntima, posesiva y plenamente privada. Como en el erotismo, cada consumación supone sus peligros y su registro específico de pasión. Manguel es un Don Juan de las bibliotecas. (George Steiner) Manguel fue un lector precoz e infatigable. La verdad escribe es que no puedo recordar un tiempo en que no viviera rodeado por mi biblioteca. Cuanto tenía 7 u 8 años, mi cuarto parecía una Alejandría en miniatura. Hay quienes aman el conocimiento, y hay quienes aman la lectura. Manguel está entre los últimos. No se trata, en su caso, de ignorancia, sino de un saber que tiene la impronta alusiva y elusiva que comúnmente se asocia con la lectura. No traza teorías generales ni afirmaciones definitivas. Su método se nutre de la asociación y el hallazgo casual. Él mismo es un erudito casual en la tradición de Robert Burton o de Thomas Browne; un cazador de tesoros recónditos. (Peter Ackroyd)

La plaza de Mayo

Silvia Sigal
historia
$230
Esta esperada obra de Silvia Sigal analiza la construcción de los múltiples sentidos históricos de la Plaza de Mayo como espacio público. En su recorrido, la plaza se revela a la vez como espacio de poder y como punto de encuentro de la comunidad. El recorrido propuesto por las costumbres públicas y políticas encuentra en la plaza, a la vez el centro de publicidad del poder en la ciudad y el espacio de expresión al que llegan los diferentes grupos sociales para reclamar o cuestionar la autoridad. La obra incluye en su exploración los episodios que vinculan a jefes de gobierno y multitudes en la Plaza, cuya frecuencia creció en la medida en que la argentina devino en una sociedad de masas. Rastrea además los efectos de la multiplicación y resignificación de los actos que en ella ocurren por los medios de comunicación. La autora muestra cómo el espacio conceptual que la plaza organiza, en tanto símbolo material y geográfico, articula los conceptos de cabildo, mercado, patria, protestas, balcones, dictadura, madres y democracia.

Historia del capitalismo agrario pampeano

Daniel Santilli
historia
$155
Este estudio aborda de manera sistemática la concentración de la riqueza en Buenos Aires en la primera mitad del siglo XIX, cuestionando muchas de las afirmaciones vigentes de la historiografía y precisando otras que conforman así una perspectiva alternativa, ya característica en esta colección, que escapa a los esquemas simplificadores que han fortalecido imágenes empobrecidas de la conformación social del agro argentino. Apoyándose en fuentes de gran valor los autores demuestran que la idea de la conformación de un poderoso sector terrateniente que monopoliza los recursos económicos y administra también el poder político, en detrimento de una población rural acosada por el sector dominante y un estado a su servicio, es una visión parcial de la realidad. En cambio señalan la persistencia de una amplia capa de pequeños y medianos propietarios rurales cuya presencia lejos de disminuir parece incrementarse en esta etapa y que, al lado de los grandes terratenientes, participa activamente del proceso de expansión agraria de la época. Estos datos permiten también discutir el carácter del sector económicamente dominante de la región que había sido eminentemente mercantil a fines de la colonia y en este período invierte crecientemente en el sector rural, pero sin abandonar su carácter urbano.

De alemanes a nazis 1914-1933 (quinta edición)

Peter Fritzsche
historia
$420
¿Cómo lograron los nazis, en pocos años, el apoyo masivo de la población alemana? Para Peter Fritzsche, uno de los estudiosos más destacados acerca de estos temas, no se trató de un accidente ni de una secuela desdichada del desastre económico o la crisis política. Tampoco la considera una consecuencia de la hostilidad de Hitler hacia los judíos. No fueron el odio y el miedo, sino la esperanza y el optimismo, los sentimientos a los que los nazis apelaron de manera original y eficaz, afirmados en una corriente de entusiasmo patriótico, voluntad de participación y sacrificio nacida al comienzo de la Primera Guerra Mundial y afianzada en 1918, cuando la República de Weimar sucedió al Imperio. En ese itinerario, concluido en 1933 con la reformulación de las promesas de 1914, se perfilan los motivos por los que los nazis fueron tan populares en Alemania y se transformaron en una alternativa política aceptable para los habitantes de un país democrático. Esta obra, ya convertida en un clásico, reconstruye el clima de las movilizaciones callejeras, la exaltación nacionalista y las alternativas de la democracia alemana en cuatro momentos: julio de 1914, noviembre de 1918, enero y mayo de 1933. En torno a ellos analiza el proceso de configuración de identidades políticas desde el fin del Imperio hasta la consolidación del movimiento de masas que cambió la historia del siglo XX. Sólidamente fundamentado, De alemanes a nazis se estructura como un drama colectivo que desarrolla un enfoque inédito del advenimiento del nazismo mediante una narración ágil, en una combinación magistral del detalle cotidiano y el trabajo de archivo.

Vecinos y ciudadanos

Luciano De Privitellio
historia
$160
El autor examina la dimensión cultural, política y social de este período. Votar supone prácticas electorales, modos de representación, lenguajes políticos y redes clientelares específicas, que en algún punto se superponen con redes e instituciones de la sociedad. Su institución más característica, la Sociedad de fomento, expresa el nuevo modo de habitar la ciudad y de construirla de manera material y simbólica en el barrio, donde campea el vecino consciente, comprometido con su progreso edilicio y cultural. Son mundos en principio separados, pues el apoliticismo es un valor para los fomentistas, pero que se cruzan de muchas maneras: caracterizados políticos presiden instituciones barriales, surgen partidos vecinalistas o las sociedades de fomento se erigen en representantes políticos de los ciudadanos, como ocurrió durante las discusiones sobre las concesiones eléctricas de 1936. Esta compleja convivencia dura hasta la clausura del Concejo Deliberante en 1941; la falta de protestas anunciaba ya la callada gestación de nuevas formas de organización social y de representación política.

El púlpito y la plaza

Roberto Di Stefano
historia
$175
¿Cómo y por qué nació la Iglesia en Argentina? ¿En qué momento y a través de qué etapas se construyó una institución dotada de suficiente homogeneidad y diferenciación respecto de la sociedad, a partir de la pluralidad de instancias religiosas que existían durante el período hispánico? A partir del análisis de la vida religiosa en el obispado de Buenos Aires durante la época colonial, Di Stefano aborda las transformaciones culturales, estructurales y políticas que trajo consigo el estallido de 1810 y las diferentes respuestas que se elaboraron en el seno de la elite porteña para hacer frente a una pregunta nueva: qué lugar pensar para un catolicismo que estaba perdiendo su carácter de "piedra angular" del entero orden social. La historia del clero porteño, entre la expulsión de los jesuitas a fines del siglo XVIII y el segundo gobierno de Juan Manuel de Rosas permite advertir los entrelazamientos entre el proceso de construcción de la Iglesia y el que condujo a la formación del Estado en Buenos Aires. Esta perspectiva muestra a la Iglesia que hoy conocemos como una creación del siglo XIX en la que mucho tuvo que ver el grupo político e intelectual que acompañó en su obra reformista a Bernardino Rivadavia.

Para un programa de historia intelectual y otros ensayos

Carlos Altamirano
historia
$210
Estos ensayos críticos delinean un programa posible de trabajo que enlaza la historia política, la historia de las elites culturales y el análisis histórico de la "literatura de ideas" a la vez que exploran y analizan argumentos y tópicos de la cultura intelectual latinoamericana. El autor de estos lúcidos escritos -que incluyen desde un análisis del Facundo de Sarmiento hasta una reflexión sobre el trabajo de José Luis Romero- indaga en el pasado y establece un modo específico de interpretar la realidad, ya que ubica las significaciones analizadas en contextos más amplios. En ese sentido, aboga por una historia intelectual que supere la historia puramente intrínseca de las obras y de los procesos ideológicos, y polemice con las referencias sinópticas de la sociedad y la vida política. En Introducción al Facundo el autor señala que la inserción del texto de Sarmiento en la historiografía no implica la renuncia a una lectura retórica mientras que en el ensayo dedicado a José Luis Romero ofrece una interpretación de los trabajos que el historiador consagró a la Argentina, situándolos en relación con la ensayística sobre el carácter nacional.

Historia política de los campesinos latinoamericanos /Vol. 1

Pablo González Casanova
historia
$265
Cuando se estudia a los campesinos latinoamericanos se les ve como parte de los problemas agrarios o rurales, pocas veces se piensa en ellos como actores políticos. Esta obra abarca la actuación política de los campesinos en todos los países de la región, incluido Puerto Rico, y es fundamental para comprender el momento actual que vive América Latina. Aunque una parte de lo narración y del análisis histórico comprende etapas anteriores a la contemporánea, el foco principal de atención es nuestro tiempo. El libro que tiene el lector en sus manos corresponde a la serie Historia política de los campesinos latinoamericanos que Siglo XXI Editores, en coedición con el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, presenta a la consideración de su público. Consta de cuatro volúmenes, de los cuales éste, que es el primero, comprende los siguientes países: México Cuba, Haití, República Dominicana y Puerto Rico. Volumen 1 Colaboradores: MÉXICO: Arturo Warman CUBA: Adelfa Martín Barrios HAITÍ: Suzy Castor REPÚBLICA DOMINICANA: Pablo A. Maríñez PUERTO RICO: Felipe Pérez

Los ferrocarriles en la Revolución mexicana

Francisco Javier Gorostiza
historia
$970
Los ferrocarriles desempeñaron en la Revolución mexicana un papel protagónico. El propósito de esta publicación es destacar la participación del gremio ferrocarrilero en el movimiento popular que cambió el rumbo de la vida social, política y económica de México a principios del siglo XX. Por la naturaleza del tema, constituye un testimonio y un justo reconocimiento a los trabajadores del riel por su participación en una lucha que en 2010 cumple cien años de su iniciación. Desde el comienzo de la sublevación, el uso militar del ferrocarril se generalizó no sólo para el traslado de los ejércitos a lo largo del país, sino que adquirió una importancia estratégica en los procedimientos de la lucha armada. La facción que los controlaba, garantizaba su movilización, podía emprender rápidos ataques, cercar poblaciones y, en ocasiones, tomar plazas a bordo de los trenes. El dominio de las vías férreas fue determinante para los grupos en pugna. Para atacar o defenderse del enemigo, los diversos contingentes federales o revolucionarios de distintos bandos levantaban vías, descarrilaban y volaban trenes, dinamitaban puentes, incendiaban estaciones y destruían locomotoras, coches de pasajeros y carros de carga. Se destacan a lo largo de la obra los muchos e importantes actos heroicos y de sacrificio realizados por los trabajadores ferrocarrileros, quienes obligados por las circunstancias o por convicción revolucionaria, siempre cumplieron con su responsabilidad en medio de grandes peligros y en condiciones altamente desfavorables. Se relatan algunos de los pormenores de los hechos bélicos que vivieron las tripulaciones de los trenes, auditores, telegrafistas y despachadores, jefes de estación, mecánicos y peones de vía. Se utiliza como hilo conductor la historia general de la Revolución mexicana desde sus precursores hasta finales de 1929. Se incluyen los antecedentes de la construcción de la red ferroviaria en la época porfiriana, una síntesis de un siglo de historia hasta nuestros días, y una antología con fragmentos de algunas novelas, cuentos, canciones y corridos de diversos autores que vivieron o imaginaron ciertos episodios ferrocarrileros durante la lucha revolucionaria

La consumación de la independencia

Jaime Olveda
historia
$785
En cuanto se consumó́ la independencia en 1821, surgió́ un desacuerdo entre los mexicanos con relación a quién debía atribuirse esta proeza, ¿a Hidalgo o a Iturbide? y ¿cuál era la fecha del nacimiento de la nación, el 16 o el 27 de septiembre? Desde entonces, los gobiernos y los historiadores de filiación liberal se encargaron de proyectar al cura de Dolores como el único autor, y la primera fecha como el día en que se logró́ la emancipación. Las administraciones moderadas y los católicos trataron de corregir este error, exhibiendo sus argumentos para demostrar que fue Iturbide, quien obtuvo la independencia de la Nueva España y, por consiguiente, el 27 de este mes era el día en que debía conmemorarse. En cada uno de estos aniversarios se pronunciaron sermones y discursos patrióticos destinados, cada uno, a reconocer a Hidalgo o a Iturbide como el padre de la nación mexicana. Las oraciones cívicas del 16 de septiembre han sido rescatadas por algunos historiadores, pero no se ocuparon de las del 27, seguramente para no ser identificados como conservadores o iturbidistas. A casi 200 años de haberse consumado la independencia, es necesario superar esos prejuicios que heredó la historiografía liberal para reconciliarnos con el pasado y no seguir entrampados en las desgastantes discusiones decimonónicas. Las dos alocuciones mencionadas son útiles para ayudar a comprender cómo se fueron construyendo las bases de la identidad histórica de los mexicanos. Ante la proximidad del bicentenario de la consumación de la independencia en 2021, es necesario dar a conocer los discursos patrióticos pronunciados cada 27 de septiembre para que el lector tenga acceso a los argumentos utilizados por los oradores con el fin de que los mexicanos se dieran cuenta de que los liberales habían distorsionado esta parte de la historia de México, y para que libres de esos prejuicios, reconocieran a Iturbide como el libertador, sin desconocer a Hidalgo como el iniciador del movimiento emancipador.