Mostrando el único resultado

Reconstruyendo la izquierda

Marta Harnecker
sociología y política
$325
Es necesario reconstruir urgentemente la izquierda. Para ello debe partirse del reconocimiento de las debilidades, desviaciones y errores cometidos en el pasado, analizar sus causas y proponer soluciones. En este libro se brinda una importante contribución en este sentido. Una de las cuestiones centrales que en él se abordan es la crítica de la concepción de la política como el arte de lo posible, una concepción que fatalmente conduce a adaptarse oportunistamente a lo que existe. Para una izquierda digna de tal nombre, la política ha de ser el arte de hacer posible lo imposible. Para ello resultan de máximo interés las reflexiones contenidas en este texto acerca de cómo debe ser el instrumento político que permita responder a los nuevos desafíos que plantea el mundo del siglo XXI. Una herramienta que permita construir la fuerza social y política que haga posible cambios sociales profundos. Para conseguir este objetivo deben superarse las formas orgánicas del pasado, fruto de la copia acrítica del modelo bolchevique de partido, y abandonar la concepción teórica subyacente a ese modelo. Concepción que no toma en cuenta una de las ideas centrales de Marx: la práctica social como acción que permite que los hombres y las mujeres, al mismo tiempo que transforman las circunstancias que los rodean, se transformen a sí mismos, y con ello logren un desarrollo humano cada vez más pleno. Pero criticar la forma orgánica de partido utilizada en el pasado no significa negar la necesidad de contar con un instrumento político. La autora sostiene que se requiere de un sujeto constructor capaz de orientar su acción en base a un análisis de la totalidad de la dinámica social y política; de un sujeto capaz de elaborar la estrategia política que permita aglutinar a los más amplios sectores sociales y políticos contra la actual globalización neoliberal; de un instrumento político que articule la acción de los múltiples y plurales sujetos respetando sus diferencias, y determine las tácticas más adecuadas para ir horadando el poder de las clases dominantes e ir avanzando hacia la construcción de una sociedad que se vaya alejando de la perversa lógica individualista, consumista, destructora de la naturaleza del capital, para ir implantando una lógica cada vez más humanista y solidaria. Una herramienta política que nos permita construir el socialismo del siglo XXI.