Es doctor en medicina por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se desempeña como profesor titular e investigador en fisiología celular y molecular de membranas biológicas en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados de México. Ha trabajado en el CONICET y en la Universidad de Harvard, y fue profesor en la Universidad de Nueva York (1975-1979). Entre sus muchos premios figuran la Beca Guggenheim, el Premio Internacional de Ciencias “Bernardo A. Houssay” de la OEA, el Premio Weissman y el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México. Además de haber publicado alrededor de 150 artículos científicos internacionales, escribe regularmente artículos periodísticos, cuentos y ensayos, y ha recibido diversos premios por ellos. Entre sus obras cabe mencionar Orden, equilibrio y desequilibrio, El tiempo, la vida y la muerte, La nuca de Houssay, La muerte y sus ventajas, Ciencia sin seso, locura doble, Por qué no tenemos ciencia, La ignorancia debida, People without Science y El doctor Marcelino Cereijido y sus patrañas.

Mostrando los 4 resultados

Interpretar la realidad

Marcelino Cereijido
ciencia que ladra...
$200
¿Cómo interactúan la información y la materia? ¿Qué mecanismos celulares permiten el flujo de energía a través de los seres vivos? ¿Cuál es la herramienta-y- arma evolutiva más característica de la Persona Sapiens? ¿Dónde reside la diferencia crucial entre las religiones y las ciencias? ¿Cómo puede construirse una cultura compatible con el saber empírico? Estas y muchas otras interrogantes son abordadas en este libro ameno e interdisciplinario sobre la evolución de las maneras de interpretar la realidad por parte de las células, los organismos, las sociedades y las civilizaciones. Con erudición y desenfado, y de la mano de pensadores célebres como Jorge Luis Borges y Erwin Schrödinger, así como innovadores menos conocidos como Raymond Vahan Damadian y Harold J. Morowitz, los autores nos conducen por la fascinante escalera selectiva de la interpretación, fenómeno constituido por las estrategias que los seres vivos implementamos para comprender nuestro entorno e interactuar con él de forma exitosa. A partir de una amplia cultura y una larga trayectoria como investigadores en fisiología celular, Marcelino Cereijido y Jacqueline Martínez Rendón revelan los estrechos vínculos que existen entre los mecanismos celulares que sostienen la vida y las ideas filosóficas que han hecho posible el desarrollo de la ciencia moderna. Interpretar la realidad es una obra polifacética, producto del encuentro fecundo entre las ciencias y las humanidades en la actualidad.

Elogio del desequilibrio

Marcelino Cereijido
ciencia que ladra...
$275
¿Qué es el desequilibrio? ¿Por qué tratamos de evitarlo? Para el autor de este libro, es nada más ni menos que el motor de crecimiento en todos los ámbitos. La vida misma es un desequilibrio que le roba energía al orden del universo, tal como sostiene la termodinámica. Claro que cada tanto debemos poner un poco de orden para poder escuchar y bailar un vals, hacer un golazo memorable o escribir un libro. Y es así como Marcelino Cereijido, uno de los más prestigiosos investigadores argentinos en el exterior, narra con su peculiar estilo qué es eso de la energía, la entropía, los flujos de información, los estados estacionarios y los desequilibrios. En suma, el autor explica en este nuevo libro de la Colección Ciencia que ladra la termodinámica, eso que alguna vez fuera definido como "una ciencia rara, un sistema de lógica basado en tres postulados que nunca fueron probados ni refutados". Y, en el medio, Strauss, Maradona, el tango y un mundo que no necesita de dogmas ni de milagros para explicarse a sí mismo.

Ciencia sin seso, locura doble

Marcelino Cereijido
ciencia y técnica
$385
Nuestros jóvenes del Tercer Mundo ya han visto un número suficiente de fotos de galaxias y esquemas de la molécula de DNA, ya se dieron por enterados de las peripecias de Galileo, Madame Curie y Einstein, ya se sienten un tanto hartos de divulgaciones científicas basadas en chirimbolos estrambóticos y bichos estrafalarios, y ya han escuchado hasta el hartazgo la afirmación de que sus países necesitan investigadores. Ahora desean saber para qué se los quiere atraer a la profesión de científico, en qué consiste ser investigador, quién utilizaría y pagaría por sus servicios, qué inserción y papel sociales esperaría. En el presente libro se argumenta que esas preguntas no se contestan con calcar los esquemas del Primer Mundo y luego desteñirlos un tanto para adecuarlos a nuestra endémica falta de dinero; que nuestro desarrollo científico no debería consistir en correr detrás de los primermundistas a lo largo de la misma ruta; que con ser atroz, esa falta de dinero no es la principal responsable de nuestro atraso científico, y que la supuesta endeblez de nuestra ciencia se debe primordialmente a causas culturales y profesionales. Marcelino Cereijido es profesor de fisiología celular del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de México. No describe los fundamentos, mecanismos y personajes del aparato científico desde el punto de vista de un filosófico de un sociólogo de la ciencia, pues confiesa que no lo es, sino del investigador maduro que toma un café con el joven que se dispone a transitar sus mismos pasos quiere evitar, declara, que ese muchacho inicie su camino hacia la profesión científica sin saber en qué se mete. Quiere, en suma, que trate de hacer ciencia con seso.

¿Por qué no tenemos ciencia?

Marcelino Cereijido
umbrales
$265
Cereijido afirma que hemos conseguido tener excelentes investigadores, pero estamos muy lejos de tener ciencia. También sospecha que el tercer mundo tiene varias características ideológicas que imposibilitan nuestro desarrollo y nos anclan en la miseria: una de ellas es dar por sentado que primero hay que salir de pobres y luego el dinero que nos sobre gastarlo en ciencia; otra es confundir la ciencia con sus logros sin advertir que depende de cierta visión del mundo que jamás hemos desarrollado, y una tercera es creer que con inyectar dinero al oscurantismo automáticamente tendríamos ciencia.