Es directora fundadora del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella. Obtuvo una maestría del Center for Curatorial Studies, Bard College, Nueva York. Curó exposiciones retrospectivas como Liliana Porter: Fotografía y ficción (Buenos Aires, 2003), David Lamelas, Extranjero, Foreigner, Étranger, Ausländer (México, 2005) y Marcelo Pombo: Un artista del pueblo (Buenos Aires, 2015).

Fue también curadora del pabellón argentino en la 52ª Bienal de Venecia, donde presentó un proyecto de Guillermo Kuitca, y de Focus Argentina en ARCOmadrid, 2017, además de ser cocuradora de Zona Franca, Bienal del Mercosur, 2007. Entre otros libros, editó Listen, Here, Now! Argentine Art of the Sixties. Writings of the Avant-Garde (MoMA, 2004). De 2004 a 2008 se desempeñó como curadora en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, de cuyo consejo asesor forma parte actualmente. Es miembro del consejo editorial de la revista The Exhibitionist, Nueva York.

Mostrando el único resultado

¿Es el arte un misterio o un ministerio?

Claudio Iglesias
arte y pensamiento
$490
¿Cuál es la relación entre arte y trabajo? ¿De qué viven los artistas? ¿Hasta qué punto están en tensión el mundo de la experimentación y la búsqueda estéticas y el mundo profesional, donde hay circuitos establecidos y reglas que seguir? En un contexto de creciente ordenamiento y reglamentación de las relaciones entre artistas, curadores, críticos, museos, compradores y vendedores, el debate sobre profesionalismo-amateurismo se ha vuelto cada vez más relevante. Y este libro se ocupa de trazar y pensar las coordenadas básicas del dilema. ¿Es el arte un misterio (algo en definitiva indescifrable, imposible de reducir a un sentido o una finalidad) o un ministerio (una práctica social susceptible de ser organizada y mejorada)? En torno a esta pregunta reflexionan los más destacados intelectuales y especialistas ligados a la escena artística contemporánea y provenientes de distintos contextos geográficos y disciplinas. Con registros variados desde el relato de la experiencia personal hasta la especulación filosófica y teórica y de una riqueza conceptual y expresiva que no rehúye la discusión, los autores analizan las búsquedas y los límites del arte en cuanto misterio, su relación con el Estado y con las nuevas formas del mercado. Se detienen en la trayectoria de artistas y curadores que proponen nuevos modelos de intervención y provocación política. E indagan en el vínculo del arte con la publicidad, los nuevos medios, las contraculturas y otras artes. Desde distintas perspectivas, ¿Es el arte un misterio o un ministerio? constituye un aporte fundamental en un momento decisivo y paradójico, en el que gana protagonismo la idea del arte como campo profesional, mientras que el lema de la creatividad se afirma en las industrias culturales y los negocios.