Germán Laurora nació en Buenos Aires en 1980. Es profesor nacional de Educación Física por el Instituto Superior de Educación Física Federico Dickens y licenciado en Educación Física por la Universidad Nacional de San Martín. Actualmente se desempeña como profesor de sala de musculación y entrenador personal, e imparte capacitaciones sobre fisiología del ejercicio, evaluación deportiva y estadística aplicada al deporte. Es miembro del Programa de Actividad Física y Deporte del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, donde participa en la elaboración de recomendaciones y trabajos de investigación. Mensualmente publica artículos en su blog “Estadística y deporte” ().

Mostrando el único resultado

El personal trainer científico

Germán Laurora
ciencia que ladra...
$210
¿Un personal trainer científico? ¿Acaso se trata de alguien que nos ayudará a resolver ecuaciones, analizar experimentos, recordar fórmulas? Nada de eso: gracias a este entrenador podremos comprender qué le pasa a nuestro cuerpo cuando se ejercita (o por el contrario, cuando se queda en el sillón ejercitando el control remoto), y sobre todo, por qué debemos mantenernos activos para sentirnos mejor. Como en una maratón, recorreremos los secretos científicos de la resistencia, el consumo de oxígeno, la fuerza y la flexibilidad corporal, y entenderemos por fin de dónde sale la grasa, para qué sirve y cómo sacarnos de encima el exceso. Y por si fuera poco, resolveremos casi-todo-lo-que-queríamos-saber-sobre-el-gimnasio y no nos atrevíamos a preguntar ni al profesor ni a los compañeros: si convienen más repeticiones o más fuerza en cada una, cómo elegir las pesas, cómo calcular nuestra frecuencia cardíaca y nuestro consumo de oxígeno, cuáles son las mejores fuentes nutricionales de energía o por qué una vida sedentaria se asocia al riesgo de padecer ciertas enfermedades. En suma, lo que se dice, verdaderamente, ciencia aplicada. Eso sí: después de las lecciones de nuestro personal trainer, ya no habrá más excusas para no comenzar una vida más activa y saludable. Quedan todos advertidos.