Es Licenciada en Biología (UBA) y Doctora en Biología (PhD de la Universidad de Utah, EEUU), es actualmente investigadora del CONICET y profesora de la Universidad Nacional de Quilmes. Se ha especializado en mutualismos entre hormigas y plantas, en defensas anti- herbívoros, y en la ecología de las interacciones entre animales –especialmente insectos– y plantas, mayoritariamente en ambientes tropica- les y subtropìcales de la Argentina, Perú y Costa Rica. En el año 2000 ganó el premio Silver Jubilee Award por su trayectoria de trabajo con los tacurúes (hormigueros) de los campos agrícolas de Corrientes y por ser el mejor proyecto de investigación presentado y financiado por la International Foundation for Science de Suecia.

Mostrando el único resultado

Un mundo de hormigas

Alejandro Farji-Brener
ciencia que ladra...
$230
Algunas tejen sus nidos con la seda más fina, otras tienen esclavos que obedecen órdenes, otras son guerreras feroces, otras son vagas y viajan a lomo de sus compañeras, e incluso están las que funcionan como barriles de alimento. Las hormigas están en todos lados, desde el Ecuador hasta el trópico, desde el nivel del mar hasta las montañas, desde los túneles hasta las cocinas. Hay muchísimas y trabajan... como hormigas (se calcula que un solo nido puede cortar el área de pasto equivalente a una cancha de fútbol por día). Viven en nuestro planeta desde hace más de 100 millones de años y tienen mucho para enseñarnos: su organización social, el valor de la agricultura, de la ganadería, de los antibióticos y del control biológico de plagas. Sus nidos son una verdadera sociedad organizada: una monarquía con una reina y muchísimas obreras que garantizan la supervivencia de la colonia.